Millonaria inversión atrae boom eólico

Por: La Republica – Costa Rica

Menos trabas y buenos vientos estimulan tecnología

La energía eólica se convierte en la puerta de entrada de una millonaria inversión a algunas comunidades de Guanacaste, Puntarenas y San José. Diez proyectos de producción de energía generada por la fuerza del viento que vienen en camino atraerán una entrada de recursos por el orden de los $650 millones.

Las nuevas plantas aportarán 280 megavatios de energía, mayor capacidad de la que tiene la planta térmica Garabito, el mayor proyecto eléctrico construido hasta ahora.

La menor cantidad de requisitos ambientales para levantar un proyecto eólico y la excelente calidad de los vientos es lo que estimula la producción de esta energía.
Guayabo de Bagaces lleva la batuta en la atracción de proyectos eléctricos que operan a partir del viento. Actualmente hay seis plantas en gestión para construirlas en ese cantón.

El Quijote, cuya construcción requerirá una inversión de $120 millones, es el principal proyecto que se construirá en esa comunidad. Para que se dé el inicio de su construcción falta que se concluya el estudio de viento que es básico para completar el de factibilidad.

Con una capacidad de 70 megavatios, la construcción de El Quijote se dividirá en dos fases. En la primera se producirán 30 megavatios, contó Allan Benavides, gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), promotora de la obra.

Muy probablemente la empresa herediana recurrirá a bancos estadounidenses para financiar la obra, ante las buenas condiciones que estos ofrecen a proyectos limpios, explicó Andrés Zúñiga, ingeniero civil de la ESPH.

Pero de las plantas eólicas que se instalarán en Guanacaste, Los Leones es la que está más avanzada.
Ya cuenta con los estudios de factibilidad y existen negociaciones adelantadas con la banca nacional para financiar los $130 millones que costará la obra, afirmó Eduardo Cabalceta, gerente de Generación y Proyectos de Coopeguanacaste.
El plan producirá 55 megavatios, suficiente para abastecer a una comunidad de 80 mil viviendas, casi la mitad de la población que atiende la cooperativa.
La producción de energía eólica no es cuestión solo de empresas públicas o cooperativas, pues grupos privados también participan en el negocio.

Tal es el caso de las empresas Venfor S.A. y Fila de Mogote DCRSA. Cada una de estas firmas gestiona la construcción de una planta de 20 megavatios con una inversión estimada de $46 millones.
Coinciden además en que ya cuentan con los estudios de viento y que están en las negociaciones del contrato de compra de energía con el Instituto Costarricense de

Electricidad (ICE), así como para obtener el permiso de operación, destacó Gustavo Echeverri, presidente de Venfor y accionista de Mogote.
Volcán Arenal y Cacao son otros planes eólicos que están en gestiones para instalarse en Guanacaste.
Los dos tendrán 11 megavatios de capacidad instalada y requerirán una inversión de $35 millones.
La primera obra aún la tiene en estudio la ESPH en tanto que Cacao es el segundo proyecto que impulsa Coopeguanacaste para abastecer a sus abonados.
En Tilarán, por su parte, la empresa española Acciona Energía instalará la planta Chiripa, un complejo de $120 millones que producirá 49 megavatios.

La planta es impulsada por el ICE mediante el modelo BOT, es decir que Acciona construirá y operará la planta por 20 años —tiempo durante el cual le venderá la energía al país— y luego se la transferirá al Instituto.

Montes de Oro es otro de los proyectos que se gestionan en Guanacaste, solo que este se erigirá en Cañas. Contará con una inversión estimada de $50 millones para una producción de 20 megavatios.

En tanto que Valle Central, en Santa Ana, es el primer parque eólico que se asienta en la capital. Contará con una inversión de $150 millones y producirá 50 megavatios.

La obra ya está en construcción y la meta es que inicie producción en el segundo semestre del año entrante, destacó Carlos Solera, del departamento de Ingeniería Proyectos de Generación de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz.

Esta misma empresa gestiona la construcción de la planta San Buenaventura, en Barranca, y contempla una inversión de $15 millones.

La promoción de energía eólica viene en crecimiento debido a que requiere menos trabas en relación con otras técnicas como la hidroeléctrica o geotérmica.

Un parque eólico se puede construir en un pastizal y no requiere cortar árboles, inundar territorios ni solicitar concesión para explotar el viento, explicó Zúñiga.

En cambio, construir una planta que produce a partir de agua demanda más estudios por el mayor impacto ambiental que produce, además de que requiere una concesión hidráulica que es difícil de obtener, agregó el ingeniero.

A eso se suma que el país ofrece regiones privilegiadas a nivel mundial por la velocidad de sus vientos.

Costa Rica tiene instalados 116 megavatios de energía eólica y puede crecer en unos 480 megavatios más.

http://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=5322048

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: